No hay mayor placer que viajar, y si hace falta, como sea. En eso estamos todos de acuerdo. Ahora bien, la experiencia mejora con creces si podemos alojarnos en espacios que nos hacen sentir especiales, mimados, espacios donde querríamos pasar más tiempo que pateando la ciudad.  De hecho, en muchas ocasiones, estos hoteles que se salen de lo habitual se convierten en el objetivo principal del viaje (al menos para aquellos que admiramos su diseño aunque no sus precios)

Mira esta selección y dime que no has elegido ya tu próximo destino.

Fabriken Furillen – para ECOS – desde 213€/noche

Si buscas un ambiente surrealista, algo que te aleje del ajetreo y que casi estés obligado a desprenderte del móvil, nada mejor que ir a la isla de Gotland. Tendrás la ventaja añadida de que casi al 99,9% de probabilidad seas el único que hable español (a menos que este post se convierta en viral y todos decidan apuntarse a este destino ?)

Se trata de una antigua cantera de grava reconvertida en hotel eco-friendly por el fotógrafo Johan Hellström. Por lo tanto, el respeto por el entorno es máximo y la intervención mínima. Escarpadas formaciones de piedra caliza junto a playas en bruto totalmente desiertas hacen que parezca un paisaje lunar.  La decoración, bañada en todos los matices del gris y el blanco, respeta el origen fabril de los edificios (son varios, incluyendo una roulotte metálica años 60) y da la bienvenida con interiores de diseño nórdico y espacios muy despejados. Los dormitorios por el contrario, son sencillos pero super acogedores, casi emulan el aspecto de pequeñas cabañas en la montaña. En el restaurante podrás degustar los productos locales y frescos de la propia granja del hotel. ¡Todo eco-chic!

dormitorio del hotel Fabriken Furillen

Nobis hotel – para BUSINESS – desde 185€/noche

Dos edificios históricos del s. XIX unidos entre si por una gran cúpula que parece sacada de un cuento, en un salón de 800 m². Puro clasicismo si no fuera porque la decoración de sus interiores es pura modernidad escandinava. El estudio de arquitectura de Claesson Koivisto Rune es el responsable de tamaña rehabilitación en pleno centro de Estocolmo. Quien cruza el umbral de este hotel, no puede evitar sentarse bajo la cúpula en mini-salones cómodos, perfectos para hacer negocios, pues esa es la clientela target de este hotel. 170 diseños únicos decoran los espacios, entre los que destacan las 25 lámparas que iluminan el hall, cada una de ellas diseñada por un diseñador internacional reconocido.

Para los viajeros habituales no hay nada peor que sentirse de nuevo en un hotel, impersonal, anodino y franquiciado, pues al final no sabes si ya estás en Estocolmo o en Hong Kong. Por eso este hotel ha perseguido la máxima de que todo sea como en casa.  Mira las habitaciones y dime que no podría ser la tuya, en tu casa. Si, definitivamente han conseguido el reto.

Nobis Hotel: Hall de entrada

Vista del salón de Nobis Hotel en Estocolmo

Ett Hem – para HOGAREÑOS CON PASTA – desde 425€/noche

Me he quedado sin palabras para comentar el hotel decorado por el estudio de Ilse Crawford. Buscaré en sinónimos. Sí.. he encontrado algunos que expresan lo que siento: emocionante, arrebatador, cautivador, sensacional, imponente, … vamos, la caña! Aquí no pueden ir businesswomen/men (no trabajarían!) … este es para ¡MI!

Ha recibido todos los premios posibles desde que se creó, y no me extraña porque en pocos hoteles puedes sentirte como en tu propia casa. De hecho, puedes abrir tranquilamente la nevera y tomar un poco de pastel o vino. Luego, podrás bajarlo en su impresionante gimnasio con máquinas Technogym (el + del diseño), relajarte en su spa o leer uno de los miles de libros de su biblioteca en el maravilloso jardín – cubierto o descubierto, según el tiempo te permita (foto del banner de portada)-. En la habitación te espera un iPad y productos de Kielh’s, para que te malcríes. Y además admiten a tu mascota, con cama y cuenco para comida incluidos. ¿Cual es el problema? Que así no hay quien visite la ciudad, por lo que asegúrate que te alojas aquí después de conocer Estocolmo en viajes previos.

Ah! se me olvidaba comentar sobre el diseño (objetivo final de este artículo) … querrás copiarlo todo ?

Salón del hotel Ett Hem con vistas a la bibliotecaHotel Ett Hem- Vista del salón con chimeneaHotel Ett Hem- Vista del salón con pianoHotel Ett Hem- Vista de la cocinaHotel Ett Hem- Vista del dormitorio con bañeraHotel Ett Hem- Vista del dormitorio con dosel

Así que empieza a ahorrar!

Nos encantan tus comentarios!