¿Te gustan las reformas de viejos pajares, graneros o molinos reconvertidos en espacios donde lo rústico solo queda en la estructura? En dos palabras: ¿te gustan los loft rústico-chic? Si es así, disfrutarás con la reforma que realizó Marie-Laure Helmkampf en un antiguo molino de aceite del s. XIX al sur de Francia, y aunque se hizo ya hace algunos años y es probable que la hayas visto con anterioridad, es tan refrescante que merece la pena volver a verla y seguir sacando ideas.

[Al final de este artículo hay un vídeo en el que  la TV francesa entrevista a la diseñadora. Dura unos 15min pero se pasan volando y eso que está en francés, pero como miras embobado no necesitas traductor alguno:-) Puedes ver el antes y el después, además de disfrutar de imágenes que no he llegado a encontrar en fotografías]

Prácticamente hubo que derribar el molino y volverlo a levantar, respetando, eso sí,  la planta original, los arcos de medio punto (lo más impactante de la casa) y como no, recolocando la piedra y las vigas, que volvieron a lucir como nuevas.

La casa tiene planta en L, albergando el palito largo el salón-comedor-cocina y el palito corto, la entrada y el estudio. En medio queda el patio con su piscina. En la planta superior están los dormitorios: el principal con su baño, dos infantiles con baño compartido, y uno de invitados con su baño ensuite también.

Una vez con el plano en la cabeza … ¿qué podemos copiar?

Del salón/comedor …

destacamos la soberbia altura de 6m que se bañan en abundante luz (por si los ventanales no fueran suficientes, se han practicado dos ventanas adicionales en el techo que dejan entrar el sol -me pregunto quién las limpiará?-). Así la piedra en las paredes y el cemento pulido en el suelo no parecen pesar en este escenario. Ni tan siquiera la chimenea con su estilizado tiro o las vigas del techo. Y para evitar justo lo contrario, que ese enorme espacio se aprecie frío, encontramos tejidos naturales y gustosos en tonos blancos o crudos junto con abundante madera y materiales naturales. Un poco de buen diseño le pone el punto chic.

Sofá Napoleón III, tapizado en lino, lámpara Arco de Flos y mesa Ghost de Gervasoni
Sofá Napoleón III, tapizado en lino, lámpara Arco de Flos y mesa Ghost de Gervasoni

De la cocina …

destacamos su diseño moderno y pulido, un marco perfecto para que destaque la pieza central: un precioso mostrador que servía como recepción en un taller y que ahora se utiliza como isla. Un mix de materiales como la piedra o la madera de roble -tan cálida- y elementos de diseño hacen que el espacio sea funcional y super acogedor (algo a lo que contribuye que el techo en este espacio se haya reducido a la mitad por la colocación del dormitorio de invitados justo encima)

Del estudio …

destacamos su espíritu industrial y retro. Se sitúa a la entrada de la vivienda y cuenta con un librería y mesa adosadas a la pared realizadas en hierro y madera, elementos que se replican en los ventanales de cuarterones de suelo a techo y en las vigas del techo, de donde pende el elemento más glamuroso del espacio, la lámpara antigua Fun de Verner Panton. El suelo de mármol travertino sirve de base al mobiliario retro y de firma: Panton, Saarinen y Massonnet.

De la entrada …

destacamos su mezcla inteligente entre elementos rústicos (barandilla, piedra, vigas) y las sofisticación personificada en la alfombra de piel de cebra. Al subir las escaleras podemos apreciar cómo el color empieza a teñir alguna de las paredes, creando efectos más envolventes y acogedores.

De los dormitorios …

destacamos su sencillez derivada de la elección del mobiliario. El de invitados es casi monacal, y a pesar de ser interior, es difícil adivinarlo si no abres la ventana. Disfruta de un baño ensuite sin puertas pero bien organizado. Los dormitorios de las niñas están comunicados por el baño. Las paredes de mampostería y la altura de los techos se caldean con el suelo de moqueta de yute. Piezas antiguas, de aire provenzal, se alternan con piezas retro y de diseño, como las sillas Bertoia y el taburete Tam Tam.

Del dormitorio principal…

destacamos su dramatismo por el tono grafito con el que se ha pintado la pared del baño y la entrada. Gracias a esto se ha conseguido un clima cálido y elegante que se refuerza con la joya de la corona: unas puertas dobles antiguas que conducen al baño. La mezcla de muebles contemporáneos y antiguos (la bañera es la otra joya) crea un espacio irrepetible.

Y por último, del patio…

destacamos la increíble piscina-alberca en un espacio tan reducido. Lo que podría ser un patio agobiante por la altura de los edificios se convierte en un espacio ideal para disfrutar sin ser visto y donde no falta de nada: césped, piscina, espacio para cenas. Además las grandes aberturas de los ventanales hacen que no sientas la pesadez de los muros cuando estás fuera. Y desde luego, desde dentro, la vista no puede ser más agradable.

Te invito a ver el vídeo y luego nos cuentas si es o no para copiar cada detalle de la reforma:-)

Nos encantan tus comentarios!