A pesar de que el otoño está a la vuelta de la esquina, me resisto a entrar de lleno en él. Será por eso que he encontrado un loft que todavía me inspira aires veraniegos y primaverales. Es el color. O será la luz. Difícil decirlo. La cuestión es que es dulce y refrescante a la vez, como un puesto de helados en un día soleado.

Está situado en el Soho londinense (¿donde si no?), en el mismo edificio que una vez fue la mítica Saint Martins School of Art. El edificio, conocido ahora como los Saint Martins Lofts, se rehabilitó dando lugar a 13 apartamentos. Uno de sus antiguos alumnos, Marc Péridis, fundador de la galería 19 Greek Street,  fue el encargado de decorar uno de ellos para que fuera el caramelo en la puerta del cole.

Líneas amables e inéditas, una deliciosa gama pastel, y muebles biosostenibles son su sello de identidad. De hecho, este último punto es un concepto sobre el que giran todos los proyectos de su galería: espacios millonarios (los apartamentos cuestan la friolera de 4,5 millones de libras!!) que lucen piezas realizadas por personas en riesgo de exclusión social o donde la sostenibilidad de los materiales es el mantra a seguir.

. el salón

El espacio de este loft está dividido en dos plantas, tres si distinguimos como planta el ligero desnivel de la cocina. La verticalidad extrema de los ventanales del salón se equilibra en cierta manera con la librería opuesta. La escalera de madera y los propios estantes casi reproducen los cuarterones de las ventanas estilo-Crittal de los años 30. En medio, las lámparas de los hermanos Bourellec actúan como una escultura entre ambos elementos.

. el comedor

El comedor es muy relajante y desenfadado, no sólo por el tono azul pastel de la pared sino también por la mesa ovalada que invita a la comunicación. Las lámparas son un punto y aparte en sostenibilidad. Son las Kami Lights de Ett La Benn. Están fabricadas con celulosa y mirando este link descubrirás que hasta tú podrías crear unas similares:-)

Tampoco se queda atrás el aparador Framed de Vij5, situado a la derecha de la mesa de comedor.  Mieke Meijer experimentó con la idea de invertir el proceso por el que la madera se convierte en papel. Et voilà, así nació un material novedoso -papel que ahora es madera- bautizado como NewspaperWood. Ideal!

Comedor del loft de Saint Martin
Mesa redonda Fat Line de Rirk Varnder Kooij rodeada por sillas Papillon de Karen Chekerdjian. Hasta nuestro Jaime Hayón se ha hecho un hueco en este espacio con su pájaro dorado Hopebird.
. lo verde

Las plantas – grandes o pequeñas – refuerzan la sensación fresca y rebosante de vitalidad que tiene este loft. Las vemos por toda la planta baja incluyendo la cocina que, aunque abierta al salón, está situada unos escalones por debajo.

Cocina del loft de Saint Martin
Los muebles blancos contrastan con el color negro del antepecho de la cocina que se replica en el tono de las sillas del comedor.
. lo azul

En la primera planta encontramos el estudio y el dormitorio principal, ambos con vistas al salón/comedor. Todos ellos comparten el mismo color como nexo de unión. Supongo que la elección de este color no es casual, ya que según los psicólogos el color azul transmite profundidad, calma la mente y facilita la concentración. Además, reduce el apetito y disminuye el miedo y la tensión. Será por eso que es el color más usado en dormitorios.

La decoración tiene su pieza más artística y llamativa en la silla del diseñador danés Rasmus Baekkel. Sí, esa que te hace pensar si tomaste algo más de la cuenta. Y es que un poco de diversión siempre deja un extraordinario sabor.

Despacho del loft de Saint Martin

¿Quieres ver los otros apartamentos millonarios de Saint Martin Lofts? Mira este link y dinos con cual de todos te quedas. Yo, por mi parte, no puedo elegir, así que me temo que me quedo con todos!:-)

Photography: Peter Landers Photography

Nos encantan tus comentarios!