La decoración de nuestra casa se puede convertir en una auténtica odisea, especialmente si no sabemos por dónde empezar. Antes de ponernos a ello debemos tener en cuenta algunas pautas que nos pueden servir de ayuda. Por ejemplo, el tamaño de la sala que queremos decorar y cómo vamos a disponer el mobiliario, o los materiales que vamos a usar, basados principalmente en nuestro gusto personal.

Sin embargo, un primer paso para conseguir la comodidad de nuestra sala de estar, debería ser asegurarnos de que ésta tenga el aislamiento correcto. Un aislamiento deficiente supone incomodidad y que se cuelen agentes nocivos como el frío, el ruido o la polución, algo que se puede solucionar con la instalación de ventanas de PVC. Podemos encontrar ventanas de PVC en Madrid, que cuenten con una serie de ventajas y complementos que ayudan a mantener la estancia completamente aislada del exterior.

Después de haberlas instalado, el siguiente paso será el de saber qué tipo de decoración nos conviene más. Tenemos un amplio marco para elegir: desde decoración vintage o retro que se apoya en el mobiliario mid-century, hasta minimal si es que nos gusta un ambiente poco cargado. También podemos optar por llenar la sala de energía positiva utilizando el Feng Shui, o recrear una casa de campo gracias a la decoración rústica.

Dentro de cada estilo decorativo, una opción que se suele plantear es la de personalizar tus ventanas. Debemos tener en cuenta que aparte de haber elegido el color de tus ventanas de PVC, tendremos otras opciones para añadir elementos que ayuden a hacer de nuestras ventanas algo exclusivo. Podemos añadir cortinas en tonalidades más cálidas que permitan dejar pasar la luz o paneles japoneses, vinilos decorativos o si lo preferimos, plantas, que dan mucha vida y aportan naturalidad.

Una opción que se ha puesto muy de moda es la de jugar con los elementos decorativos en tus ventanas dependiendo de la estación. Por ejemplo, si estamos en otoño, añadiremos cestas de frutos secos o cambiaremos nuestros textiles por tonos ocres y marrones que recuerden a las hojas de los árboles. En primavera, como no podía ser de otra forma, será ideal ambientar la estancia con flores frescas y jarrones que reflejen la luz. En invierno, el uso de alfombras para poner debajo de las mesas, especialmente si son de madera puede crear un lugar acogedor. Verano no es una época muy común para realizar cambios en la decoración pero si nos decantamos por ella, el ambiente deberá ser muy fresco, por lo que una buena opción podría ser añadir cuadros que evoquen el mar.

Recuerda que al decorar tus ventanas de PVC en Madrid no solo realizas un cambio estético de tu hogar, sino que lo llenas de vitalidad, renovándolo, haciendo tu estancia dentro de él y la de tu familia más placentera y confortable.

PHOTO SOURCE: Pinterest

Nos encantan tus comentarios!