El gris, ese color denostado por aburrido, anodino y sin fuerza, resulta que es el color perfecto para las habitaciones infantiles. Y no, no me he vuelto loca al afirmarlo. De hecho, incluso podría sostener que es una tendencia que sube enteros a medida que los padres desarrollan una mayor sensibilidad hacia la decoración de interiores.

Como ya dije en una ocasión, queremos crear mini-yos, por lo que si nos gusta el minimalismo, el diseño, el estilo industrial, el nórdico, lo ecléctico, la sorpresa … es absolutamente imposible que decoremos la habitación de nuestros hijos con un estilo donde predomina el color rosa o azul -tal cual, sin paliativos-, el cartoon del momento y donde el mobiliario dice más bien poco.

 

Gris en habitación infantil - en este caso es todo al gris
Total grey para esta habitación infantil. En la pared que ejerce de cabecero, se ha apostado por un tono fuerte de gris. El mensaje añade el punto divertido a la decoración. El mobiliario lo puedes encontrar en VtWonen

  Buscamos personalidad, y de eso el gris sabe mucho

  • El gris es el nuevo blanco y el más neutro de los colores. Tan combinable que lo difícil será decidir con quien lo vamos a emparejar. Dado que el gris no tiene temperatura, acentúa tanto los colores cálidos como los fríos sin alterar nuestra percepción sobre ellos.

    grey_kids_room_study
    Si la habitación de tus hijos es muy grande, un cubo como este, centrará la zona de estudio. Aquí los tonos fuertes ejercen un grato contraste con las paredes. Idea de WtWonen
  • Niños o niñas, el gris no sabe de sexos. Perfecto para educar a nuestros hijos en igualdad -o si tienes la parejita y deseas que compartan habitación-. Además, el color crece con ellos: funciona tanto si son bebés como adolescentes.
  • Tan elegante y sobrio que nos resultará complicado llegar a saturar su habitación aunque se nos haya ido la mano con todo lo que hemos comprado para nuestro pequeñín (algo difícil de evitar y más si se trata del primero)

    grey_kids_room_industrial
    Tan ecléctico como rico en matices, en calidez, en DIY, en vintage, en texturas … Diseño de Rob Stuart Interiors
  • Es relajante. Justo lo que buscamos cuando llegan las 10pm y queremos que nuestros retoños duerman a pierna suelta. Pero es que además es tan polivalente que también favorece la concentración, por lo que ya puedes ir contando con una lumbrera en casa.
  • Resalta el mobiliario pues lo enmarca. Y funciona igual de bien con muebles blancos o de madera. Pero ojo, para que eso pase, una buena iluminación es un punto a considerar y aplicar

    Habitación infantil con zócalo en gris oscuro
    Si no quieres usar el gris en todas o alguna de las paredes, opta por pintar un zócalo en un gris oscuro: enmarcará el mobiliario, mientras que el blanco de la parte superior se encargará de iluminar el espacio. Las divertidas bolsas de almacenaje son de Tellkiddo
  • Tan versátil como lo sea tu imaginación. ¿Atrevido? Añádele amarillos fuertes, rojos, fucsias, etc. ¿Relajante? Combínalo con blancos o crudos y madera natural ¿Uniforme? Total grey pero en distintos tonos, verás que impresiona ¿Femenino? No falla, aquí las dosis de colores pastel nunca serán cursis ¿Indeciso? Haz que sea multicolor, el resultado será espectacular pues el gris conseguirá armonizar los diferentes colores

¿Cómo lo ves? ¿te gusta la idea?

Image credit: featured

Shopping and Inspiration: Vtwonen | Boligpluss | Kutikai | RobStuartInteriors | RoomToBloom | Tellkiddo | Vertbaudet | InsideOut | Elementy | PetraBindel | RafaKids

2 comentarios en “El gris para niños no es tan aburrido como lo pintan”

Nos encantan tus comentarios!