¿Quieres darle un cambio radical a tu comedor? Pues céntrate en algo tan sencillo como combinar sillas. Una renovación digna de presupuestos ajustados.


 

Atrás hemos dejado los comedores encorsetados en estilo y comprados como un kit. Afortunadamente para nuestros bolsillos, ahora te puedes beneficiar tanto de muebles heredados de todo aquel que haya querido incluirte en su testamento como de los que vas recogiendo cual hormiguita del contenedor o, como no, de tu afán coleccionista por iconos del diseño.  Y es que ya no es necesario que las sillas compartan estilo, material o color. Todo lo contrario: la tendencia, desde hace unos cuantos años, va por el mix&vencerás.

. diferentes e iguales

Porque lo importante es que encuentres un punto común entre ellas. Por eso el conjunto de abajo queda genial: son modelos diferentes (más bajas, altas, anchas …) dentro de la misma serie y gama cromática. Una nota: no elijas sillas con respaldo muy alto si no son ligeras como éstas, pues pueden resultar agobiantes en espacios pequeños.

Combinar sillas - Hay J models at Host restaurant in Copenhagen
es la serie `J´ de Hay, en el restaurante Höst en Copenhague. Foto de Vosgesparis.com

. precioso metal

Las sillas metálicas, tan ampliamente usadas por bares y restaurantes, felizmente han entrado en el comedor de casa – y he de decir que para regocijo de todos, pues la salsa de tomate no arruinará su tapizado -. Además de limpias, también pueden presumir de ser ligeras y ultra resistentes. Y mezcladas con una buena mesa de madera maciza destierran adjetivos como frías y adquieren otros como bohemias o industriales. Ahora … asegúrate que su comodidad esté fuera de toda duda o nadie dedicará tiempo a saborear tus platos. Esto va así: a más comodidad, más sobremesa.

Combinar sillas - mettalic chairs, same colour
foto en Frenchbydesignblog.com

. inside out … pero al revés

Yo misma tengo en el comedor dos sillas de teka combinadas con otras cuatro, digamos, de estilo indefinido. Y es que hemos diluido las fronteras. Dentro, fuera … en medio… la cuestión es que las sillas que elijamos nos lleguen al corazón (qué bonito me ha quedado ❤️) Si tu selección pasa por unas cómodas sillas con brazos (como las de abajo), asegúrate que caben debajo de la mesa. Parece de perogrullo hasta que te ocurre y no llegas a la sopa. Palabrita.

Combinar sillas - outdoor chairs used as interior ones
foto de Montse Garriga, Nuevo Estilo

. puro diseño

Aunque te desaconsejaría unas Eames por lo trilladas que están, mi hermana obvió este detalle y las usó para sustituir unas pesadas sillas coloniales que acompañaban una mesa colonial aún más contundente. ¿El resultado? Absolutamente espectacular. La mesa rejuveneció 20 años, así que la cara de mi hermana también.  En cualquier caso, déjame recordarte que hay todo un listado de iconos más allá de las Eames que también rejuvenecen lo suyo.

Combinar sillas - mix of iconic chairs
foto en Ameliawidell.Elledecoration.se

. en technicolor

Tampoco es que te recomiende la Tolix (obviamente por el mismo motivo que la Eames)  pero es que a veces es difícil decir ‘no’ a modelos que siempre funcionan. Si tú tampoco eres capaz de resistirte a la reina de las metálicas, hazme el favor de ponerles una mesa que diga ‘aquí-estoy-yo-y-en-casa-de-nadie-más’. Si no se te ocurre ninguna, te presento unas cuantas mesas redondas.

combinar sillas - yellow tolix in Australian restaurant
restaurante The Grounds of Alexandria en Sydney, Australia

. no tires nada

Al menos no en este siglo, porque adoramos todo lo que tiene un tufillo vintage, retro, setentero, decó y un laaaargo etcétera – que por supuesto incluye el kitsch (=hortera) si la contención no es una de tus virtudes -.

Combinar sillas - country chairs mixed with a bench
casa de LightLocations.com

. para clásicos

Porque mezclar y combinar diferentes épocas es altamente sofisticado, porque siempre te gustó el latín que se hablaba en Astérix – vamos, con un twist -, porque las sillas isabelinas también buscan una pareja más joven, esta tendencia es para ti. Para que funcione solo es importante que limites la paleta de color. O dicho en palabras más gordas, ¡nada de colorines!. De otra forma, resultaría demasiado caótico y posiblemente agobiante.  Claro, que me temo que solo aceptarás este consejo si eres un clásico que ama la disparidad, la sorpresa y el tetris. Shit!. Debí titularlo “.para eclécticos”

Combinar sillas - classic style mixed with an industrial look
casa del arquitecto Marius Haverkamp

. volviendo a los orígenes

Si después de todo lo que has visto, tú sigues erre que erre y no puedes resistir una oveja negra en la mesa (en el buen sentido de la expresión), al menos decídete por unas que sean realmente cómodas. Ganarás en algo frente a los que se han decidido por la mezcla: tus invitados no acabarán jugando al bingo para ver quien se queda con la mejor silla.

Combinar sillas - modern chairs with a rustic table
proyecto de 2BGroup

A ver …  ¿quién tiene un comedor como los 7 primeros y quién como el último? Votaciones a continuación…

2 comentarios en “¿Tus sillas ya no te inspiran? 8 ideas para que eso cambie”

  1. Aquí mi asignatura pendiente, mis sillas de comedor son muy bonitas y fueron realmente caras (vaya que no las pienso tirar), pero son la cosa más incómoda de la tierra así que las sobremesas siempre pasan a ser en el sofá. Mi recomendación, nunca comprar una silla sin probarla y además de bonita ha de ser cómoda, palabrita también 🙂

    1. Totalmente de acuerdo contigo. Yo estoy en el caso contrario, las 4 que tengo de “estilo sospechoso” las regalaría, pero es que son taaaaan cómodas que si lo hago mi marido se divorcia. A mi me apetecerían un par de Wishbone, que como solo serían dos, sacrifico mi bienestar y arreglado! jajaja.

Nos encantan tus comentarios!