No hay nada tan placentero como deslizarse entre suaves sábanas con aroma a limpio. Puro placer para los sentidos. Sin embargo, no siempre sabemos elegir las sábanas adecuadas o crear el marco perfecto para que se nos cierren los ojos nada más adoptar la horizontal.

Convertir tu cama en un refugio confortable, que te permita desconectar del día y rejuvenecer tras un sueño de calidad, es el objetivo de esta breve guía. Así que no pierdas palabra…

ropa de cama. Photo: kmehomes.blogspot.com.es

01 | los básicos

Sin entrar a valorar el estilo de tu cama, la ropa de cama es una buena forma de tapar aquello que no resulta agraciado. Por ejemplo, si las patas de tu cama no son de película, mejor cúbrelas con un faldón. Lo mismo si no tienes un cabecero bonito o cómodo. O sencillamente no tienes. Necesitarás algunos almohadones extras que te acurruquen al leer o hagan que el desayuno en la cama se eternice.

Almohadas, bajeras ajustables y edredones de calidad completarán el atuendo mínimo de tu santuario. Elige para todos ellos un tono neutro.  Podrás hacer combinaciones infinitas con sábanas, fundas y otros complementos según tu estado de ánimo.

Ropa de cama. Seen at houseandgarden.co.uk

02 | solo calidad

Si no quieres tener la cama llena de bolitas que te rasquen la espalda, opta por sábanas de calidad, las mejores que puedas permitirte. Siempre redundará en un relajante sueño, que favorecerá una buena cara por la mañana y un mejor humor durante el día. Total, compensa. ¡Vaya si compensa!.

Sin duda, la mejor opción es el algodón pues, además de ser suave, es transpirable (te mantiene fresco en verano y calentito en invierno). Dependiendo de a) el número de hilos que se usen en la tela y b) el largo de la fibra empleada, sus beneficios y calidad variarán. Así por ejemplo, si miramos el primer factor, el satén será más suave y fácil de planchar que el percal.  Si atendemos al segundo  – y tu cerdito te lo permite -, elige algodón egipcio. O peruano. Aunque el primero tiene toda la fama – y con razón -, el segundo le sigue de cerca en calidad, pero manteniendo un precio más bajo. Y seguro que ni tú ni yo apreciaríamos la diferencia. La verdad es que con cualquiera de los dos comprobarás que el séptimo cielo existe

Si por el contrario, lo tuyo es ser práctico y te gusta mirar el bolsillo por encima de delicadezas, existe la versión algodón con poliéster que cumple bien su función, sobre todo si quieres una cama bien planchadita.

Ropa de cama. Project by olgadolen.com

03 | esquema de color

Ya seas gótico o fan de Peppa Pig, la ropa de cama no es el mejor sitio para demostrarlo, pues son múltiples los estudios que revelan que los colores influyen en cómo duermes. La cama, además, es el punto focal del dormitorio – a veces es ¡directamente todo el dormitorio!! – por lo que debes incluir las sábanas en el esquema de color que apliques al resto de la habitación.

Una apuesta ganadora es ser lo más neutro posible con toda la ropa de cama – pasteles, tonos tierra, blancos o grises – y dejar los colores más intensos o estampados llamativos para los complementos intercambiables como cojines o mantas. Si por algo, las habitaciones de los hoteles triunfan con su blanco puro …

Pero ey, si tú eres de los que busca energía e intensidad, no te faltarán propuestas en cuanto a colores y estampados, con la ventaja de que cada poco tiempo puedes experimentar con algo nuevo.  En estos casos, mi consejo es que seas lo más neutro posible en el entorno.

Ropa de cama: seen at Airesrenovados.wordpress.com

04 | complementos

Atrás quedaron las camas vestidas con unas sábanas y una sencilla colcha que cubría la larga almohada. Nada que ver con las camas actuales, donde hay más elementos que entran en juego para crear un look más relajado y confortable.  Claro, que eso no debe darte pie a cubrir toda la cama de cojines, almohadas y plaids. Tampoco peluches. Como todo en la vida, el equilibrio es esencial – y el tiempo dedicado a retirar cojines también -.

Acertarás si colocas en la base del cabecero unos cómodos cuadrantes que te sirvan de apoyo para leer. Sobre ellos pueden ir las almohadas, manteniendo siempre el esquema de color y tratando de combinar diferentes tamaños. Termina el arreglo con algún cojín más decorativo que contraste, bien en color o tejido. Eso añadirá textura y dinamismo al conjunto. Un plaid o manta a los pies de la cama, colocado como quien no quiere la cosa, te dará el toque de revista.

Puede que también estés confuso entre elegir un nórdico o unas sábanas. El nórdico (con sus fundas) es perfecto para ambientes casuales – y casi más importante, ¡para que todos, en casa, hagan la cama! -. Pero si estás enamorado de la perfección – vaya, de las camas de hoteles -, entonces has de elegir la opción capa-sobre-capa: sábanas tradicionales bien estiraditas, edredón sobre ellas y una colcha como topping que aporte sensación de firmeza y pulcritud. Así tendrás tu 5* particular.

Ropa de cama: seen at prettyhome.org

05 | mide bien y compra mejor

Elegir la ropa de cama con la medida justa no es menos importante que todo lo anterior – aunque te lo contemos en último lugar. Es fundamental que las sábanas y el edredón cubran bien la cama para que no acabes con el trasero congelado. Sé generoso pero tampoco dejes que la ropa de cama arrastre demasiado o comprometerás tu seguridad al levantarte. En general, déjate guiar por las medidas de los fabricantes, pues suelen ser acertadas. Y pon almohadas dobles si tu cama es doble. Así cada uno puede abrazarla como mejor estime oportuno.

Lo mismo ocurre con la sábana bajera. Si no quieres acabar enrollado en ella, elige una ajustable. Ahora bien, comprueba que el alto de tu colchón no sobrepasa el de la bajera. Si esto ocurriese, entonces ve aprendiendo un nuevo concepto: Hospital Corner. Es el método que usan los hoteles para doblar las esquinas de las sábanas bajeras tradicionales. Y funciona! Doy fe de ello. 20 camas por día en un hotel londinense me han hecho una experta … y una forofa de las bajeras ajustables:-)

Afortunadamente, hoy puedes comprar toda esta ropa de cama online, con mejores garantías que cuando compras tu propia ropa, pues las medidas son las que son y es imposible errar. Además, online tienes la ventaja de poder filtrar por el tamaño que buscas, la calidad e incluso la marca. Y voilàtendrás toda la oferta que existe en un solo clic. Elegir nunca ha sido tan fácil y dormir bien tampoco.

ropa de cama: angusfergusson.com/interiors

Este post es una colaboración entre Zoest Home – quien sugirió el tema – y decoralinks – quien ha plasmado sus propias opiniones -.

Photos: mi tablero sweet [Bedroom] en Pinterest

Nos encantan tus comentarios!