Palabra compleja, pero que da como resultado un artefacto de uso simple y de utilidad inabarcable. Se trata de los deshumidificadores en climatización, estos pueden ser deshumidificadores domésticos o deshumidificadores industriales. Lo que importa es su funcionalidad, dado que ofrecen numerosas ventajas a sus usuarios.

¿Qué son los deshumidificadores de aire?

En ciertas zonas del mundo o en determinadas épocas del año, el nivel de humedad en el ambiente es demasiado elevado, haciendo que resulte casi inevitable la acumulación de humedad dentro del hogar. Este exceso de humedad en el ambiente, además de generar molestias, puede ocasionar perjuicios para la salud y también para el espacio que es víctima de esta situación. De ahí la importancia de los deshumidificadores en climatización, dado que estos permiten contrarrestar todos estos daños.

photo: nezartdesign.tumblr.com

Los deshumidificadores domésticos o industriales son artefactos que se ocupan de extraer la humedad de los ambientes. Se trata de equipos ligeros, de fácil instalación o que no la requieren (si se trata de los domésticos), adaptables a cualquier espacio y sencillo mantenimiento.

Los deshumidificadores en climatización son aparatos cuyo funcionamiento guarda relación con el principio de condensación. Así, el deshumidificador aspira mediante su ventilador el aire húmedo y este pasa a través de la batería del evaporador, donde se enfría por debajo de su temperatura de humedad. De este modo, la humedad presente en el aire se condensa en forma de agua y va a parar a la bandeja de condensación del equipo, donde es evacuada a una tubería de desagüe. Tras ello, el aire frío y seco se traslada a través de la batería condensadora donde se recalienta y se dirige nuevamente al ambiente.

tipos de deshumidificadores

¿Para qué sirven los deshumidificadores?

Los deshumidificadores en climatización tienen la función principal de extraer la humedad del ambiente. Pero al mismo tiempo, esto genera una serie de ventajas que no podemos dejar de mencionar.

En principio, estos artefactos evitan problemas de habitabilidad de los espacios producidos por un alto porcentaje de humedad en el aire. Así, los ambientes pueden aprovecharse como debe ser, ya que sus propietarios no tienen que lidiar con todas las complicaciones que el exceso de humedad genera.

Durante el verano, los deshumidificadores domésticos evitan que la humedad se instale en las viviendas, mientras que, en invierno, en aquellos hogares donde el calor se condensa, estos equipos evitan que se formen esas ya conocidas goteras que producen, además, daños materiales en los espacios.

photo: diannasnape.com

Los deshumidificadores en climatización también ofrecen beneficios concretos para la salud.  Lo que sucede es que los deshumidificadores mantienen el porcentaje de humedad aconsejable para la salud y el confort de los seres humanos, al tiempo que ayudan a prevenir la aparición de futuras enfermedades y dolencias asociadas a la presencia de humedad excesiva en un determinado entorno.

Debemos tener en cuenta que los ácaros y hongos, para poder desarrollarse de forma óptima, necesitan una temperatura promedio de 25ºC y una humedad del 85%. En estos contextos, el deshumidificador puede reducir el crecimiento de estos y así evitar el desarrollo de enfermedades o el agravamiento de alergias.

Gracias por apoyar a nuestros patrocinadores

Nos encantan tus comentarios!