Hace unos meses, una lectora nos sorprendió con un comentario en el post low cost con estilo en 29m2 inmensos. Y nos sorprendió, no porque se animase a comentar —que también—, sino porque después de leer ese artículo pensó que nosotros podríamos solucionarle su problema deco. Así que ni corta ni perezosa escribió:

[…] Tengo que rehabilitar loft de 38 m y terraza de 38 m2 en centro Barcelona. Lo que más me preocupa es colocar la hab sin que se vea al entrar. Tengo dudas y plano. Podéis ayudarme? Gracias

Y por aquí, que no nos achantamos por nada, ni cortos ni perezosos respondimos:

Hola […], envíamelo si quieres […] y veré si puedo ayudarte ?

Y eso hicimos. Así que hoy, con auténtico pánico escénico, queremos mostrarte el proyecto que le presentamos a esta atrevida y arriesgada madre —resulta que el loft al que se refería era para su hijo de 32 años, y por un hijo ¡se hace lo que haga falta! vaya que sí —.

reforma de un apartamento de 38m2 - salon

Son 38m2 de apartamento con una fabulosa terraza en pleno centro de Barcelona. La única división que presentaba la casa era el baño, pues el resto ya se había derribado. Puedes ver el apartamento en su estado original aquí (también podrás ver ahí más fotos del proyecto, comentarios y planos, ya que es el dossier que le entregamos a la clienta)

primer objetivo: ocultar el dormitorio

Lo más importante para nuestra lectora era que el dormitorio no se viese desde la entrada —algo lógico si eres joven y la puerta de la entrada no deja de abrirse con amazon y justeat—.

Nuestra propuesta fue crear un armario de suelo a techo con apertura desde el hall. ¿Por qué? Pues por dos motivos: a) no es que el dormitorio tenga mucho espacio (±9m²) como para abrir con comodidad las puertas desde dentro y b) porque con esta solución hemos ganado un sucedáneo de vestidor, justo en frente del baño —algo terriblemente cómodo incluso si eres chico—.

Además, este armario-pared podría ir abierto en el módulo más próximo a la puerta, albergando, convenientemente, el casco de moto que todo buen barcelonés tiene. Igualmente, iría abierto por el lado del dormitorio en el módulo más próximo al cabecero, funcionando como librería.

Sin embargo, aún nos quedaba dar solución a la falta de luz —no hay ventana y toda la luz posible debe llegar desde el salón— y proporcionar, además, algo de intimidad  —el acceso al dormitorio debía realizarse por el salón—.

Para que no quedase demasiado expuesto al salón, hicimos dos propuestas:

01 | Cerrarlo con una mampara de crittall —muy de casas nórdicas, aunque su origen sea inglés— con puertas, por lo que permite total intimidad (es que también puedes añadirle unas cortinas vaporosas)

02 | Separarlo con unas estanterías livianas que dificulten la visión directa del dormitorio. En este caso, hemos sustituido la cama tradicional por un futón sobre una tarima. Una idea que permitiría incluso una segunda cama o zona de almacenaje debajo de la misma —eso sí, colocando la estantería sobre la tarima—.

segundo objetivo: vida social

Pues sí, porque uno será soltero, pero los amigos se multiplican como peces. Y por algún motivo siempre tienen hambre. Parece necesario, pues, disponer de una mesa para unos cuantos. Para evitar que esta canibalice todo el espacio, hemos ideado una mesa con ruedas que, en parte, queda oculta bajo la encimera.

La parte visible funciona como una isla lateral donde poder comer, trabajar o cortar cebolla cuando estás solo. Y cuando llega la marabunta, entonces, cómodamente desplazas la mesa y la colocas en el centro del salón. Con unas sillas plegables y los taburetes ajustables en altura puedes organizar una cena decente.

tercer objetivo: estilo ¿masculino?

No quiero meterme en un jardín del que no pueda salir, pero ya hemos hablado en el pasado que existen estilos más afines a la testosterona, y uno de ellos es el industrial. Por eso, hemos revestido la pared que recorre el salón y dormitorio con hormigón, un material que da carácter y funciona muy bien como base neutra. En la cocina hemos dejado el frente con ladrillo, una clara reminiscencia al loft neoyorquino.

El baño es realmente minúsculo —muy alargado y muy estrecho— por lo que hemos movido el inodoro (antes estaba al lado de la puerta) colocándolo en un extremo. En el otro, se sitúa la ducha que hemos destacado con hidráulico. Los techos aquí (tienen una altura de 250cm) los hemos rebajado con un gris oscuro.

Pero la joya de la corona de un apartamento tan pequeñito como este es … el lavadero. Síiii, resulta que dispone de un pequeño recoveco que hemos cerrado para que pueda alojar la lavadora y secadora, además de un armario donde almacenar la Dyson o el carbón de la barbacoa —es que es difícil poner puertas a los amigos—.

Y para que no te pierdas entre tantos metros ? te dejamos un plano en 3D …

Y si todavía no has entrado a curiosear el resto de fotos, puedes hacerlo en menos de 1minuto en esta peli de la reforma.  Ah, y también puedes dejar tus críticas en comentarios. Lo estamos deseando ?—.

6 comentarios en “Reforma de un apartamento de soltero”

  1. Sólo puedo aplaudirte Carmen! Qué buen trabajo y cuántas buenas ideas. Ahora tendrás que darle a ese chico unos “tips” para sacarse a los amigos de encima, los va a tener a todos metidos en casa 🙂
    Besos

Nos encantan tus comentarios!