Comprar cortinas para el salón no es tan sencillo como podría parecer a primera vista. Aunque inicialmente tengas la impresión de que solo es cuestión de elegir entre cortinas o estores, la cosa se complica cuando estas han de encajar en un estilo decorativo o llevarse bien con otros textiles existentes.

Por eso vamos a darte las pistas de todo lo que deberías tener en cuenta para acertar a la primera …

decoralinks | cortinas caidas que arrastran en el salon
@singularmarket

Así que, ¿cortinas o estores?

Ambas opciones tienen su club de fans, pero es cierto que, dependiendo del estilo de tu salón, una opción pueda funcionar mejor que la otra.

Si quieres elegir unas cortinas para salón modernas acertarás de pleno eligiendo  estores y paneles decorativos. De diseño limpio, no restan protagonismo al resto de la estancia y cumplen con creces su función principal: mantener la privacidad regulando a placer la entrada de luz. Ocupan poco espacio al quedar muy pegados a la pared, por lo que resultan adorables para vestir estancias pequeñas. También facilitan el aprovechamiento del espacio debajo de la ventana, permitiéndote colocar, por ejemplo, un mueble o un banco.

decoralinks | screens en el salon
@micasa_deco

A pesar de su look actual, los estores funcionan muy bien en diversos ambientes ya sean clásicos o industriales. Los paqueto, por ejemplo, resultan muy elegantes al realizarse con tejidos ligeros que caen ante la falta de varillas. Los venecianos, por el contrario, son más contundentes al estar hechos con madera, aluminio o pcv. Pero los más populares son, posiblemente, los enrollables que pueden ser totalmente opacos, traslúcidos o lo que se conoce como screen —esto es, te deja ver el exterior sin que el exterior te vea a ti—.

decoralinks | roller shades in a rustic house
@dromliving

Por su parte, las cortinas son una gran opción para vestir ventanas balconeras, practicables u oscilobatientes donde el estor podría resultar incómodo al tener que recogerse totalmente en la parte superior de la ventana. Y claro, las hay para todos los gustos y estilos.

¿Telas lisas o estampadas?

Es probable que si adoras el minimalismo no seas fan de los estampados. En realidad, estos funcionan mucho mejor en los ambientes clásicos, donde las cortinas son un elemento importante de la decoración y reclaman su propio protagonismo.

decoralinks | cortinas estampados ikat Lorenzo Castillo
@lorenzo_Castillo_decoracion

De hecho, los estampados geométricos, gracias a su fuerte carácter, tienden a colarse en salones clásicos con alma algo irreverente. Por el contrario, los estampados florales suavizan los espacios con su espíritu romántico, algo que funciona muy bien en los interiores rústicos y provenzales.

En cambio, si tu salón respira modernidad por los cuatro costados, deberías decantarte por cortinas de tejidos más ligeros. El objetivo, en estos casos, es que pasen desapercibidas, incluso a veces mimetizadas con las paredes.  Por algo predominan los lisos y los tonos blancos  —aunque también te tropezarás con grises, azules o verdes profundos, si lo que buscas es que contrasten con el color de la pared—.

decoralinks | cortinas blancas ligeras para el salon
www.beauty-full-things.tumblr.com

¿Cuánta luz necesitas?

Imagina unas cortinas vaporosas que se elevan graciosamente dejando que entre la agradable brisa de verano. Refrescante ¿verdad? Pues está claro que eso no pasa con un terciopelo color chocolate 😉

De ahí la importancia de adecuar los diferentes tipos de tela a cada estación. Los tejidos ricos y pesados mantienen la temperatura interior aportando una sensación cálida en los meses fríos, mientras que los tejidos ligeros y claros son perfectos para favorecer la ventilación en la época estival.  Lo lógico, pues, sería aplicar el cambio de temporada también a las cortinas, y no limitarte solo a sábanas, edredones y cojines.

Sin embargo, la ventaja que aportan las cortinas gruesas en invierno se convierte en problema si quieres ganar cierta privacidad. Al cerrarlas, impides la entrada de luz, tan imprescindible en invierno. La solución, en estos casos, pasa por combinar las caídas con unos visillos o unos estores que filtren la luz sin dejar que te vean.

decoralinks | combinar cortinas y estores en el salon
@decorobject.com

Todo es cuestión de perspectiva

Más allá de las soluciones decorativas que las cortinas puedan aportar a tu salón, resulta que además contribuyen a la percepción del espacio. Es algo visual, por supuesto, pero que duda hay de que unas cortinas ligeras y de colores claros ampliarán la estancia, mientras que aquellas con estampados grandes o de tonos oscuros la empequeñecerán.

De igual manera puedes conseguir que una ventana parezca mayor si en lugar de limitarte a cubrir el vano amplias un poco el ancho del estor o de la cortina. Con los techos, ocurre algo parecido: se verán más altos si cuelgas las cortinas desde el borde superior del techo y no desde donde arranca la ventana.

2 comentarios en “Consejos para elegir correctamente las cortinas del salón”

    1. Jajaja, así me gusta, mi PAula;) Es que los retos #lomust son un buen aprendizaje deco;)

      (*decoralinker*: si lees esto y te estás preguntando qué es lo #lomust, es un reto semanal (los martes) que hemos organizado 8 decolovers en Instagram y que está abierto a cualquiera que quiera participar. Anímate!!)

Nos encantan tus comentarios!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.