En 2020 las cocinas estarán libres de barreras arquitectónicas, derrocharán estilo y se llevarán de perlas con la tecnología. Todo esto con la vista puesta en su integración en el entorno. O dicho sea de otra forma, cada vez habrá menos pereza o excusas para no abrir la cocina al salón. De ahí que el minimalismo rompa techos, que los tiradores sean cada vez menos demandados y que las cocinas jueguen al despiste adoptando baldas, vitrinas y acabados mates, más propios de un mueble de salón.

decoralinks | cocinas blancas matizadas por la madera de haya
!Como si fuera un cuadro!
Integración no significa carta blanca en cuanto a barreras. Esta cocina queda enmarcada por la librería del salón como si fuese un cuadro, pero mantiene su independencia al disponer de puertas correderas ocultas tras la propia librería. La isla, en madera de haya, despista, pues viéndola no sabrías decir si esto es el comedor o la cocina. Chapeau! | Alfred Street Residence by @Studiofour.net.au

Hasta aquí todo bien. Cada propuesta nos abre los ojos como platos y fijo que haremos un buen seguidismo de ellas. En cambio, si hablamos de color, la cosa cambia. Para 2020, el elegante negro sigue en el tablero de juego (poco a poco va ganando adeptos) junto con verdes (verde oliva, salvia y menta suave) o colores block como el mostaza y azul ultramar. Y sin embargo, ¿qué haremos nosotros? ¡Pues elegir una cocina blanca!

decoralinks | las cocinas blancas tradicionales se pueden actualizar (aqui con las sillas Ant)
Tradicional versus moderno
Más blanco imposible, pero la factura rústica de los muebles junto con la mesa de madera natural crean un espacio muy acogedor. La actualidad (parece mentira) va a cargo de las sillas Ant, un diseño del siglo XX. Irónico, ¿no? | Styled by @styledbyemmahos

Imposible rebatir la sensación de limpieza y luminosidad que aporta el blanco. Tampoco parece que sea un color cansino, y claro, todo esto para alguien que va a invertir sus buenos ahorros pesa ¡y mucho! Una vez hecha la inversión, esa cocina debe durar más que una bombilla led, digan lo que digan los gurús deco.

El reto, entonces, está en conseguir que una cocina blanca sea confortable y acogedora, pues, ya sea parte del salón o independiente, hoy en día es el centro de nuestra vida familiar. Afortunadamente, nos hemos acostumbrado a mezclar libremente diferentes materiales, lo cual nos permite crear tonos y texturas que consiguen que  la cocina blanca ya no sea percibida como fría o insulsa.

decoralinks | cocinas blancas con marmol y azulejo metro
Un clásico renovado
Mobiliario blanco combinado con elementos tan dispares como el mármol (exquisito y lujoso en cualquiera de sus versiones) y el azulejo metro (industrial por naturaleza) crea la mezcla ideal para que los muebles clásicos sean más vanguardistas y actuales que otras cocinas blancas modernas que se las prometen | Mill Valley Residence by @katiemartinezdesign
decoralinks | cocina blanca actualizada con tiradores de cuero y lamparas doradas
Busca el calor de los detalles
Blanco absoluto, sí, pero matizado por los destellos de unas lámparas doradas, cálida madera para la encimera y cuero fashionable para los tiradores. El suelo nórdico y la falta de muebles altos dejan patente su minimalismo | Styling by @susanna_vento
decoralinks | isla revestida de metal en cocina blanca
Una isla en el océano
Las cocinas blancas se prestan divinamente a tener un único elemento rompedor, la isla. Revístela de acero corten, Neolith o un material que tenga fuerza y consiga ser el centro de las miradas. El blanco alrededor se encargará de conseguir el ALU que necesitas (amplitud, luz y atemporalidad) |@Wtwonen
decoralinks | paredes rosa claro de estuco en cocina blanca
Textura y color en las paredes
Las paredes de una cocina no tienen por qué ser sota, caballo y rey, o sea, azulejos. El microcemento, el papel pintado, un porcelánico efecto piedra o el estuco, por ejemplo, funcionan muy bien y tienen la ventaja de convertir las cocinas blancas en un espacio más amable y personal | @EmaBihor
decoralinks | detalles negros y madera para una cocina blanca minimalista de Kvik
Simply black
Cuando se habla de blanco es imposible no pensar en negro. Si lo adoras, pero no estás por la labor de apostar a un total black, déjate seducir por unos pocos complementos en este color. Conseguirás darle un toque minimalista, actual y elegante a tu cocina sin remordimientos (nota: la madera aquí tiene mucho que decir, no lo olvides) | @kvikkitchen

Y me pregunto … ¿de qué color es tu cocina? ¿Eres de los que ha salido de su zona de confort? Esperamos tu respuesta;)

2 comentarios en “Inspiración: 7 cocinas (casi) blancas con mucho alma”

  1. Yo siempre quise una cocina blanca pero mi marido no me dejó, pensó que quedaría «modo hospital» está claro que le debí inspirarse con imágenes como estas.
    Mira que he visto cocinas bonitas y siempre pienso que ya nada me va a sorprender, pues me has dado un «zasca» con la primera. Efectivamente es como un cuadro, una bonita obra de arte (aunque sólo si la mantienes así de impoluta).
    Un gran post, como siempre!!
    Besos

    1. Cris, hasta en esto somos almas gemelas 😂🤣😂
      Mi marido también aborrece el blanco por el mismo motivo que el tuyo, y cuando puse la cocina, tuve que ingeniármelas para encontrar algo acorde a los dos. Pero me has dado el gustazo de haber encontrado algo que te sorprenda. Graciasssss 😉 😘😘😘

Nos encantan tus comentarios!

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.